Home / Noticias / Dos amigas crearon una marca de ropa para personas con movilidad reducida

Dos amigas crearon una marca de ropa para personas con movilidad reducida

Dos amigas crearon Se llama Adaptiva y lanzaron su primera colección a finales del 2021. Hicieron parte del programa de alistamiento del Impact Hub en asocio con Ruta N.
Dos amigas crearon “Adaptiva desarrolla ropa de moda atemporal con adaptaciones especiales que facilitan el proceso de vestido para personas con movilidad reducida, total o parcial. En nuestra vida cotidiana es muy fácil que alguien cercano a nosotros, debido a la edad, a una enfermedad, a una operación o a un accidente, tenga algún tipo de limitación que le impide moverse libremente. Esto hace necesario contar con ropa diseñada especialmente para facilitar actividades rutinarias como vestirse, ir al baño o cambiarse, tanto para la persona como para quien cuida de ella. Camisas o blusas que se abren totalmente en la espalda y cuello, y cierran en la parte de atrás a la altura de los hombros con velcro o broches de presión, estos últimos ubicados estratégicamente para evitar talladuras a las personas que permanecen mucho tiempo acostadas o sentadas. Pantalones con pretina totalmente resortada y cierres laterales invisibles que permiten abrirlos completamente hasta la rodilla”, cuentan Margarita María Villa Posada y Olga Lucía Giraldo Correa, amigas y emprendedoras que con su idea de negocio hicieron parte del programa de alistamiento del Impact Hub en asocio con Ruta N.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Margarita María Villa Posada, tengo 46 años, negociadora internacional con más de 20 años de experiencia en empresas de servicios y de manufactura (B2B y B2C), lo que le da una mirada amplia e integral de mercadeo y ventas en diferentes regiones: Colombia, España, Estados Unidos y Latam.

Olga Lucía Giraldo Correa, tengo 46 años, psicóloga, especialista en gestión humana y coach ontológica para empresas nacionales e internacionales de diferentes sectores económicos.

Ambas fuimos compañeras de clase desde que teníamos 4 años en el Colegio Alemán de Medellín. Luego del colegio, la vida nos separó y más de 20 años después nos reencontramos para crear nuestro emprendimiento: Adaptiva.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

Idea: crear una línea de ropa de moda con adaptaciones funcionales para facilitar la vida de las personas con movilidad reducida.

Dos amigas crearon Se estima que aproximadamente el 15% de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad y de ese 15%, una quinta parte ve afectada su movilidad debido a esa discapacidad. En otras palabras, es muy fácil que alguien cercano a nosotros, debido a la edad, a una enfermedad o a un accidente, tenga algún tipo de limitación que le impide moverse libremente. De ahí la necesidad de contar con ropa diseñada especialmente para facilitar actividades rutinarias como vestirse, ir al baño o cambiarse, tanto para quien cuida a la persona con movilidad limitada como para ella misma.

Cómo nació: teníamos claro que en algún momento de su vida queríamos emprender. Ambas tuvimos la experiencia de trabajar en empresas grandes y sentíamos que había llegado el momento de un cambio. La idea surge de encontrar una idea de negocio y de una vivencia personal familiar, empieza a hacer parte de los pensamientos. Lo primero que sea crea es una conversación en el mes de enero de 2020 con un componente emocional, y a partir de allí se generan reuniones de trabajo para concretar y sacar las ideas iniciales a flote.

La idea de una línea de ropa con adaptaciones especiales para personas con movilidad limitada hizo clic. A ambas nos parecía una idea interesante, linda e innovadora. Además la mamá de Olga tuvo alzheimer durante 19 años, así que ella sabía de primera mano el reto que significaba vestir a alguien que no se puede mover libremente. Y en plena pandemia empezó toda la fase de investigación y desarrollo.

Dos amigas crearon Qué creamos?: Bienestar, comodidad, seguridad e inclusión a través de prendas de moda atemporal con adaptaciones específicas que facilitan el vestir de personas con movilidad reducida. Estas a su vez ofrecen protección y agilidad a quienes los cuidan. Un emprendimiento que a través del modelo de paquete completo, desarrolla prendas con adaptaciones funcionales, para hacer más fácil y tranquila la vida de las personas que por alguna razón han perdido su movilidad, así como la de aquellos que los cuidan.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Durante los dos años de pandemia nos dedicamos a investigar tanto la oferta de producto existente en el mercado, como las necesidades reales de las personas con movilidad limitada y de sus cuidadores. Una vez tuvimos los inputs suficientes, buscamos un confeccionista de paquete completo que nos apoyara en el desarrollo.

Al comienzo fue muy frustrante. Al ser un producto nuevo y con características diferentes a las prendas tradicionales, fue muy difícil encontrar quién desarrollara el producto con la calidad y los volúmenes que buscábamos.

Finalmente luego de muchas idas y vueltas, conocimos dos empresas de personas muy especiales que se involucraron a fondo en el proyecto, estudiando toda la bibliografía que habíamos recopilado hasta la fecha. Gracias a su apoyo y perseverancia lanzamos nuestra primera colección a finales del 2021.

4. ¿De dónde saqué la plata para ponerla a andar y cómo la pagué?

El negocio lo hemos construido con recursos propios. Ahorros obtenidos de trabajos anteriores y también apoyo de la familia.

5. ¿Qué estoy logrando con mi emprendimiento? ¿Qué estoy cambiando con mi idea?

– Ofrecer bienestar y tranquilidad a las personas con movilidad reducida, a quienes los cuidan y a su familia.

– Dar a conocer que existen opciones chéveres para mejorar la calidad de vida de las personas con movilidad reducida.

– Inclusión y empoderamiento para las personas con movilidad reducida.

A través de la ropa las personas expresan su personalidad y su estilo. Al elegir las prendas que les gustan, y que además les brindan comodidad, se sienten seguras, empoderadas y con ánimo para encarar el día. En conclusión, logramos inclusión y bienestar a través de prendas de vestir. Que sin importar tu estado de movilidad reducida también puedes estar bien vestido, puedes estar a la moda, puedes sentirte a gusto con lo que usas. Estamos cambiando el no encontrar ropa por la discapacidad que poseo.

6. ¿Soy feliz? Totalmente.

Somos muy felices. Nos fascina ver la cara de la gente cuando les presentamos nuestros productos, que nos digan que es algo que necesitaban y que no sabían que existía. Que nos digan que una de nuestras prendas le está haciendo la vida más fácil a alguien nos llena de felicidad.

Dos amigas crearon Además, hemos tenido la oportunidad de conocer personas y proyectos muy especiales. Hay mucho “colegaje” y apoyo entre las diferentes iniciativas de proyectos de inclusión y bienestar.

7. ¿Vendería mi emprendimiento, mi empresa?

En este momento no tenemos interés en vender. Es nuestro proyecto y disfrutamos mucho haciéndolo crecer. Sin embargo, a futuro es posible que si recibimos una buena oferta, la consideraríamos.

8. ¿Qué tan duro fue para mí emprender?

Tomar la decisión de cambiar la seguridad de un trabajo fijo con ingresos seguros tomó su tiempo. Y aunque ha sido muy gratificante, al mismo tiempo tiene su lado duro. Largas jornadas de trabajo, la frustración cuando hay incumplimiento de los acuerdos pactados con proveedores y la incertidumbre del éxito del negocio.

9. ¿Cumplí mi sueño? ¿Qué me hace falta?

El sueño se está cumpliendo, pero aún queremos desarrollar otras etapas del negocio para poder decir que el sueño está cumplido en su totalidad. Nos falta desarrollar nuevas líneas de negocio y la incursión en mercados internacionales.

10. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Consolidar el portafolio de producto: nuevas colecciones desarrolladas a la medida y necesidad de los diferentes usuarios, prendas con adaptaciones que permitan llevar cómoda y discretamente dispositivos médicos (sondas), ropa con telas sensitivas para niños con autismo, colecciones de moda para personas con síndrome de down, etc. Fortalecer y crecer las alianzas comerciales y de desarrollo de producto. Lograr la incursión exitosa en el mercado internacional.

11. ¿Mi emprendimiento es escalable?

La respuesta de fondo es sí. Gracias a las alianzas con los proveedores de paquete completo y los canales de distribución virtuales, nuestro negocio es escalable. Sin embargo, los tiempos para hacerlo son más largos que si se tratara de un negocio de base tecnológica 100%.

12. Para crecer, ¿recibiría inversión de un desconocido? ¿Le cedería parte de mi empresa?

Cederle parte del negocio a alguien que no conocemos no lo vemos viable. Es necesario llegar a conocer al inversionista interesado para saber si tiene nuestra misma mística e interés. Queremos que quien invierta en Adaptiva tenga muy claro la responsabilidad social que un proyecto como este implica.

13. ¿Qué no volvería a hacer?

Confiar en proveedores de los cuales no conocemos realmente su trayectoria y filosofía de negocio. Aceptar acuerdos de negocio sin haber establecido entregables y condiciones claras de cumplimiento.

14. ¿Quién me inspiró? ¿A quién me gustaría seguir?

Las ganas de hacer algo en forma independiente pero con contenido social. Impactar positivamente la vida de otras personas.

15. ¿Fracasé en algún momento? ¿Pensé en tirar la toalla?

Aunque hemos tenido momentos difíciles en los que parece que nada sale como se tenía planeado, no hemos pensando en tirar la toalla. Afortunadamente estamos juntas en este emprendimiento y mutuamente nos animamos.

Esta es una recomendación del editor: “La historia de 15 emprendedoras que son un modelo a seguir

16. ¿Hago parte de algún tipo de comunidad que me ayuda en este camino de emprender?

El haber participado en el programa de alistamiento del Impact Hub en asocio con Ruta N fue clave para potenciar el emprendimiento y para fortalecer el networking.

17. ¿Lo que estoy haciendo trasciende? ¿Podrá impactar a nuevas generaciones?

Esperamos que sí trascienda. Las nuevas generaciones piensan mucho en el bienestar del otro, sin importar si hace parte de su familia o si es simplemente una persona que necesita ayuda. Quieren que los demás se encuentren bien emocionalmente y esto se logra con las prendas de Adaptiva.

18. ¿Cómo me veo en 10 años y cómo veo a futuro mi emprendimiento, mi empresa?

En 10 años Adaptiva estará muy bien posicionada, con nuevas líneas de negocio consolidadas y con un nivel de ventas tal que nos permita hacer labor social: llevar prendas adaptadas a quienes lo necesitan y no lo pueden costear.

19. ¿Qué papel han jugado mi familia y mis amigos?

La familia y los amigos han sido claves. Nos han apoyado mucho con recursos, contándole a todos sus conocidos y amigos sobre Adaptiva, compartiendo en redes sociales y animándonos cuando las cosas van lentas. En el caso particular de la familia de Olga, saben que este producto es necesario, han hecho comentarios de retroalimentación que los hemos tenido muy en cuenta.

20. Yo lo logré. ¿Ayudaría a otros emprendedores a que lo logren?

Claro, nos parecería muy gratificante poder ayudar a otros. De hecho, algo que nos ha parecido muy bonito es el apoyo que hay entre los diferentes emprendimientos que atienden las necesidades de las personas con movilidad reducida.

21. ¿Qué papel jugó mi equipo? ¿Quién es?

Somos por ahora solo dos, amigas desde los 4 años de edad. Antes de sacar el producto físico estudiamos durante dos años las tendencias del mercado, las necesidades de los pacientes, los “dolores” de los cuidadores y la familia de las personas con movilidad reducida. Tenemos claros las fortalezas y los roles que cada una desempeña dentro de Adaptiva. Sin embargo, nos apoyamos mutuamente en los retos que van apareciendo. Ambas queremos mantener un equilibro en nuestro estilo de vida y el trabajo, y velamos por respetarnos eso.

22. ¿Cuál es mi sello personal? ¿Qué me diferencia del resto?

Margarita: apasionada por el desarrollo de producto, el servicio y atención al cliente, Dos amigas crearon el conocimiento del mercado y la planeación. Me diferencia el nivel de disposición y de servicio para todos. Disfruto leer e investigar para desarrollar nuevas ideas.

Olga: apasionada por el poder de la conversación y el desarrollo de las personas. Me gusta y disfruto mucho del relacionamiento y las ventas. Me diferencia mi optimismo permanente, una fuente inagotable de ideas y con ganas de comerme el mundo sin pena de nada.

23. ¿Qué he aprendido de todo esto?

Hemos aprendido… Que sí se pueden sacar los sueños y las ideas de Dos amigas crearon negocio adelante. Que hay que saber a quién le da el sí para formar una sociedad. Que hay que tener roles y responsabilidades claras, estructuradas en un plan de trabajo. Que hay que saber tocar muchas puertas. Que se debe tener un equilibrio emocional y mental para persistir. Que es muy importante tener las prioridades claras.

About admin

Check Also

Por qué 2022 es un buen momento para emprender

Por qué 2022 es un buen momento para emprender

Por qué 2022 es un buen momento para emprender Por qué 2022 es un buen …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *